Al Stewart - The year of the cat (1976)

Reseña: Al Stewart - The year of the cat
un disco que mantiene el equilibrio entre el pop y el folk, consiguiendo efectos de una elegante sofisticación que empasta de manera perfecta con unos textos reflexivos, románticos e incluso históricos.

Sobre el papel, la música que fabrica el escocés Al Stewart no es de la que más afinidades debería encontrar con un tipejo como yo, siempre rendido a sonoridades más oscuras, blueseras o puramente rockandrolleras.

Pero la realidad es que este fino cantante y sensible compositor tiene algunos discos que me gustan bastante y que escucho con gusto y además asiduidad.

Aunque como tampoco es cosa de ponerse original, debo reconocer que mi favorito personal es - como no- el célebre y exitoso "The year of the cat" que se vendió como churros en 1976.

Creo que es de ley reconocer que la producción de Alan Parsons acierta de pleno con la vestimenta sónica que aplica a cada una de las nueve (excelentes) composiciones, logrando crear un disco que mantiene el equilibrio entre el pop y el folk, consiguiendo efectos de una elegante sofisticación que empasta de manera perfecta con unos textos reflexivos, románticos e incluso históricos.

El resultado es una impoluta recopilación de canciones cuasi perfectas, nueve singles en potencia que bajo el influjo mágico de los estudios Abbey Road han conseguido esa proeza siempre perseguida por autores y técnicos, que es dar con el elisir de la eterna juventud sónica, pues hoy "The year of the cat" sigue sonando con la misma intensidad, elegancia y frescura que en el año de su alumbramiento.

No parece que tenga demasiado sentido separar esta reseña en nueve partes correspondientes a las nueve canciones, pues lo cierto es que el álbum es un todo en el que cada parte encaja de manera exacta y no permite que se aprecie la más mínima fisura en una estructura ciertamente perfecta y estable.

Pero tampoco quiero despedir esta perorata que poco o nada puede aportar a la literatura que durante lustros se ha vertido a propósito de este elepé sin señalar alguna canción que considero especial simple y llanamente desde un punto de vista personal y puramente intuitivo o visceral.

Por tanto deseo destacar en la primera cara la hermosa y frágil "On the border" y la vigorosa y grácil "If it doesn't come naturally leave it"; en cuanto a la segunda cara siempre me emociona la misteriosa "Broadway Hotel", que siempre me ha parecido que podría haber caído en manos de Van Morrison e incluso de mis queridos The Waterboys.



Admito que escribir sobre este magnífico disco ha sido un ejercicio que nace de la más pura autocomplacencia, pues en realidad es un capricho que me concedo a mi mismo, espero que sepan perdonar y entender la debilidad de este escriba, de cualquier modo, "The year of the cat" seguirá siendo una celebridad dentro del mundo de la música con o sin esta reseña.

Comentarios

  1. Nunca me he metido en profundidad en la música de Al Stewart y lo poco que he escuchado de el me ha gustado, aparte de la canción que da título al disco que comentas que esa si la he escuchado mucho, en algún momento casi hasta el hartazgo, igual es el motivo por el que no mel he acercado al resto de su producción, será cuestión de ponerle remedio, y aunque tiene una larga trayectoria imagino que lo mejor de su producción estará fechado en los 70.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te diré Pablo, que en mi opinión el tema que da título al disco es el menos bueno de este elepé, aunque es cierto que sonó mucho.
      Te recomiendo además de este, "Time passages" y "Modern times" ambos de la década de los setenta. Aunque a mi me gustan también mucho "Last days of the century" (1988) y "Famous last words" (1993).
      Gracias.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. un disco que tengo desde q tengo uso de razon la carrera hasta el time passengers de stewart es brutal. Y el gran heroe oculto de la misma es uno de esos guitarristas olvidados pero que para mi es de los m2jores de la historia que es Tim Renwick

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo apunte bernardo, un gran guitarrista semi-desconocido.
      Gracias y un saludo.

      Eliminar
  3. Nunca me he puesto con Al Stewart, Jorge, pero viendo que Bernardo y tú la dais el visto bueno probaré con este elepé.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es de lo que más puede gustarme a priori, pero es verdad que tiene algunos discos excelentes, como este. Creo que te puede gustar.
      Abrazos.

      Eliminar
  4. Lo descubrí en la recopilación de CBS "Llena Tu Cabeza De Rock" del año 1970, su "A Small Fruit Song" me dejó en estado de enamoramiento total. Con tal anonadamiento emocional sus obras posteriores, y especialmente este "The Year Of The Cat", no podían entrar en saco roto. Una maravilla de disco. Muy de acuerdo con la reivindicación que Bernardo hace del gran guitarrista Tim Renwick.
    Abrazos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo este disco lo escuché por primera vez a finales de los ochenta, pero claro, seguía sonando genial. Ciertamente Bernardo ha puesto en relieve el gran guitarrista que es Tim Renwick, cosa que hay que agradecerle.
      Abrazos.

      Eliminar
  5. Es un disco que machaque mucho en su época, mucho, mucho. por cierto ayer empecé a leer Fin de temporada, que casualidad.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo he escuchado mucho, hacía tiempo que no lo hacía y la verdad es que el tiempo no pasa por él.
      A ver qué te parece el libro, a mi me ha gustado.
      Salud.

      Eliminar

Publicar un comentario