The Jayhawks - "Sound of lies" (1997) - Mis discos de los noventa.


 Se infiltran tímidamente alusiones a un powerpop de armonías vocales y texturas precavidas en fiereza eléctrica...

En 1995 Mark Olson deja los Jayhawks y es sustituido a la guitarra por Kraig Johnson. En realidad quién sustituyese a Olson en el rol de guitarrista no parecía tener demasiada importancia, qué ocurriría en su ausencia con las composiciones y la consiguiente repercusión en el sonido y firma estilística del grupo, eso era otro cantar.
Con la marcha de Olson se diluía la esencia de la pradera en la música de la banda, se rompía la conexión con la música americana de raíz, con el country y el folk, que habían sido parte incuestionable de la personalidad sónica de Jayhawks.
También desaparecía el carácter hippy del grupo, que siempre encarnó el místico y pastoral Mark, los sonidos de acústica y el color rojizo del crepúsculo en el horizonte melódico y formal de muchas canciones de mecedora y reflexión que caracterizaban al rubio compositor, cantante y guitarrista podían desaparecer de futuros trabajos.
¿Qué ocurría con la formación con solo Gary Louris al frente?. Las dudas se disiparon apenas dos años después de la deserción de Olson con la publicación de "Sound of lies".


Se confirman las sospechas, y este disco es menos vetusto y enraizado que los creados a base de las composiciones de ambos autores. Suenan menos acústicas y con menos presencia en las mezclas finales, el entorno es más eléctrico y aparecen más teclas y una producción más algodonosa y popera obra de Brian Paulson.
Se infiltran tímidamente alusiones a un powerpop de armonías vocales y texturas precavidas en fiereza eléctrica; y la personalidad como autor de Louris se impone con la claridad que era de esperar, y que además era preceptiva dadas las nuevas circunstancias del grupo.
¿Qué quiero decir en definitiva con todo esto?, que "Sound of lies" es un nuevo disco de Jayhawks en el que el volante lo lleva un compositor que sin renunciar a ciertos entornos sónicos americanos y campestres, tiene una visión más atmosférica del sonido que pretende para la formación, con mas capas de elementos sónicos y esencias más eléctricas, aunque el gran mérito de esta nueva etapa es que el resultado sigue siendo perfectamente identificable y coherente con el gérmen de la música de los The Jayhawks de siempre.
Debemos sumar a todo lo dicho, las composiciones. Louris mantiene el momento creativo a tan alto nivel como ha venido demostrando durante toda la década de los noventa, y crea para este catálogo una colección de melodías que no tienen nada que envidiar a pretéritas y deliciosas coplas incluidas en los dos celebérrimos álbumes inmediatamente anteriores.
Y es que un servidor no pone ni un escalón por debajo este "Sound of lies" con respecto a "Tomorrow the green grass" o "Hollywood town hall", como mínimo, a la misma altura.
La redondez del sonido, una vez analizado y asumidos los cambios y ausencias, es perfectamente digno de una sucesión estilística que hace un viraje hacia el powerpop y el pop, continúan algunos violines y acentos country-folk aunque no son los protagonistas y ceden espacio a texturas más angulosas y coloristas, pero seguimos escuchando a Jayhawks y no se produce un choque de trenes entre grupo y oyente.
El tracklist es de traca, tan deliciosamente encantador como en ocasiones precedentes, borboteando magia y emoción en cada una de las tonadas que encienden la mecha de una vela que expande una luz en derredor que crea entornos de delicada y natural belleza.
Solo me voy a decantar por un tema por tratarse de mi canción favorita de la banda por varios y diferentes motivos que prefiero ocultar, "Trouble". Y con ella y su escucha (a la que les invito) doy por finalizada la reseña del maravilloso "Sound of lies", otro de mis discos de los noventa.



Comentarios

  1. Una reseña a la altura del disco.

    Gracias Addi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alberto, la verdad es que me parece un gran disco.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Gran grupo y gran disco...nada mas que añadir.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si, es un disco fantástico.
      Gracias.
      Salud.

      Eliminar
  3. Como siempre un 10 literario y musical.
    Tus alumnos te lo agradecemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Iñaki, creo que exageras un poco. A ver si nos vemos, que menudo año.
      Abrazos.

      Eliminar
  4. Un disco fantastico. Con el tiempo creo que la figura de Louris se ha engrandecido y las dudas que algunos tuvieron cuando esto salió se confirmaron infundadas. A veces daba la impresion de que la banda quedaba huerfana de raices y hubiese caido en las manos de Phil Collins .....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que los tres discos con Louris al frente mantienen al grupo en el gran nivel exhibido durante la década de los noventa. No me atrevo a decir lo mismo con los trabajos publicados a partir de "Rainy day music" (alguno con Olson).
      Pero si, Louris puede y debe ser considerado como un importante compositor, sin duda.
      Saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario