Flamin' Groovies - Teenage Head (1971)


 En su tercer intento discográfico la banda manejaba los mismos argumentos que en los dos catálogos precedentes pero con mayor coherencia...

Definitivamente este año estoy dando más cancha a viejos discos que a la producción actual. La falta de interés por casi todo lo que se está publicando me está empujando a recuperar elepés que hacía tiempo que no hacía girar, aunque siempre han estado presentes.

Está siendo una experiencia mucho más reveladora de lo que podría pensar a priori, y me alegra sobremanera comprobar que algunos los estoy redescubriendo y disfrutando como si me acabara de encontrar con ellos por primera vez.

Estos últimos días he sacado los álbumes de Flamin' Groovies, un tanto depositados en el olvido después del lamentable episodio que vivimos en Bilbao tras su concierto de hace un par de años y del que salí bastante quemado, en fin, pelillos a la mar...

De las dos etapas en las que podríamos dividir la época dorada del grupo, yo siempre he sentido más afinidad con la primera, aquella que unió los destinos, inspiraciones y también diferencias de Cyril Jordan con los del recientemente desaparecido Roy Loney.

Esto no quiere decir que tras la marcha de este último dejase de gustarme el grupo, pero un servidor vibra más con las ínfulas garageras, bluseras, rockeras y stonianas que inyecta Loney a las canciones de la banda, que con la esencia más evidentemente British invasion que llegó con la adición de Chris Wilson a la formación.

Son por ello los tres primeros trabajos del grupo los que más despiertan al animal rockero que anida en mi, por eso vamos a hablar del tercero del lote, el magnífico y de seminal lectura musical "Teenage head".


No se puede decir que en aquél 1971 la banda californiana hubiese contado sus publicaciones por éxitos masivos. Con un escenario musical en el que predominaban las ínfulas hard-rockeras de Led Zeppelin y el rock progresivo de Pink Floyd (entre otros), la propuesta retro de los Groovies parecía estar fuera de onda y no encontrar fácil acomodo entre el público de aquellos primeros años setenta.

En su tercer intento discográfico la banda manejaba los mismos argumentos que en los dos catálogos precedentes pero con mayor coherencia en cuanto a la producción, obra de Richard Robinson.

Añaden al equipo la figura del mítico Jim Dickinson que toca el piano en tres temas: el rugiente blues-rock stoniano "High flyin baby", la pantanosa copla del delta "City lights" y la extraordinaria versión del rock and roll que un año antes publicase Randy Newman titulada "Have you seen my baby?", que es uno de los momentos más excitantes del disco.

Aunque nos encontramos con otro destacado cover en este tracklist, se trata de "32:20", el gran blues de Robert Johnson al que Roy Loney modifica sensiblemente la letra, pero al que el grupo hace justicia con una enraizada y actualizada revisitación.



Pero el disco no tiene ni un segundo de relleno, así lo demuestran gemas como la rotunda y stoniana "Yesterdays numbers" o el oscuro y reptante garage-rock "Teenage head".

Se completa el cancionero con el rockabilly de textura cincuentera "Evil hearted ada"; la escurridiza y underground "Doctor Boogie" con una afilada línea de armónica; para terminar con la acústica y bonita "Whiskey woman" que no podría cerrar de mejor manera este grandioso álbum.
Tremendo trabajo de los californianos, última colaboración de Loney con la banda y sin duda un disco que perfectamente puede considerarse a la altura de sonoras glorias discográficas de aquél 1971 como las publicados por Led Zeppelin o Rolling Stones.

Comentarios

  1. Si es que hasta la portada es antológica..., la imagen de la banda, impactante en su aparente triviliadad. Y la música que contiene este "Teenage Head", rejuvenece al oyente a cada escucha. Es este el típico disco que reconcilia a uno con la cara oculta de la humanidad.
    Abrazos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, hasta la portada es buenísima, mi favorito de los Groovies.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Se me habían escapado estos comentarios, los he visto a raíz del de ayer de Juanjo. Benditos sean entre los discos de los setenta.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. Favoritísimo de la vida, mysuperfriend, mi favorito de los Groovies. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También mi favorito de ellos, en dura pugna con los dos anteriores.
      Abrazos

      Eliminar

Publicar un comentario