Lou Reed - "Street hassle" (1978) - Los discos del aislamiento (Día 5)


Un día más de encierro que dejamos atrás, seguimos más o menos sanos y no permitimos que el desánimo se haga dueño de la situación, y por supuesto con rock and roll, así todo es más fácil de llevar.
Sigo repasando discos del pasado (hemos dejado 2020 un poco al margen, me apetece y siento que necesito, esa fuerza especial y mística de los grandes clásicos), discos que he dejado un poco apartados en el rincón del olvido de un tiempo a esta parte, y que estos días me está encantado recuperar.
Aunque lo cierto es que el disco que ha musicalizado este quinto día de aislamiento no se adapta por completo a esta premisa inicial, pues "Street hassle", octavo disco del gran Lou Reed, nunca ha alcanzado la situación de olvidado, es más, es uno de los discos del poeta rockero maldito de los bajos fondos que siempre tengo presentes, pero me apetecía pasar el día con él.
Disco que además de en esta nueva y pasajera sección, también podría estar inscrito en otra que hace tiempo que no recupero, me refiero a obras menores de artistas mayores.


Y es que no es en mi opinión una obra nada menor "Street hassle", pues siempre me ha parecido un disco grandioso y que además cierra una etapa, posiblemente la más lúcida y brillante, pero también la más oscura, enfermiza y caótica de la carrera de Lou Reed.
A partir de aquí se asienta en una especie de intelectualidad degenerada y ambigua, que deja varios trabajos, si bien no tan sublimes como muchos de los paridos por el autor de "Transformer" durante sus primeros once años de andadura artística. Cuando los ochenta empezaban a languidecer, volvió otro Lou Reed pletórico de genialidad, dejando impresionantes trabajos de los que algún día deberíamos hablar, y seguramente lo haremos.
Pero aún no han llegado esos días, estamos en 1978 y Reed publica con el sello Arista Records su octavo elepé, primero en la historia que se registra con la técnica de grabación binaural.
La grabación combinó tomas en vivo, registradas en Mucnich y Ludwigshafen, con el público totalmente silenciado, con tomas en estudio que tuvieron lugar en New York, más exactamente en los estudios Record Plant.
Aquí Lou Reed sigue narrando en sus poesías malditas y causticas la vida y desplome de los anti-héroes que conforman su lírica: marginados, travestís, prostitutas, yonquis, chaperos y en general cualquier ser humano que vague por la senda de la agonía existencial y la caída libre.
Así queda claro en la catedralicia pieza que da título al elepé, una pieza con estructura sónica propia de la música de cámara, con una coda que se repite sombría aportando acentos deprimentes e incluso fúnebres.
Divide sus casi once minutos en tres partes diferenciadas, pero unidas entre si sin solución de continuidad.
     
1. "Waltzing Matilda": donde narra la búsqueda por parte de una mujer (Matilda) de un gigoló.
2. "Street hassle": aquí asistimos al relato que un camello comparte con su compañera sobre la aparición del cadáver de una mujer y su joven acompañante (Matilda y el gigoló).
3. "Slipaway": cuenta con un monólogo de algo más de treinta segundos recitado por Bruce Springsteen (que estaba grabando en los mismos estudios "Darkness on the edge of town"), en el que habla de la muerte y el dolor, para terminar la pieza con un responso a la muerte de los dos protagonistas.




Si bien esta suite ya es suficientemente sobrecogedora para justificar la magnitud de "Street hassle", la verdad es que el disco contiene muchas más bondades.
Las composiciones se pueden permitir competir con otras que gozan de mayor consideración, así como la producción y la actitud de Reed, que siempre he pensado que creía firmemente en este disco.
La pegadiza "Gimmie some good times", la pútrida atmósfera de "Dirt" o una segunda cara que cuenta con la nihilista soflama de "I wanna be black", con pinceladas souleras en unos frenéticos coros femeninos; "Real good time together" es un tema recogido de los años de la Velvet Underground. Tanto "Shooting star", "Leave me alone" y la amoral "Wait" completan el disco con garantías de poder decir que "Street hassle" es un magnífico trabajo que se puede codear con otras obras de mayor valoración crítica y popular.
Damos por finiquitada la quinta jornada de encierro, y lo hacemos escuchando, cuando alcanzamos la medianoche, las canciones de Lou Reed, coordenada temporal para las cuales fueron especialmente engendradas por el noctámbulo músico neoyorquino.
Seguimos restando días a la victoria final.

Comentarios

  1. Uno de los mejores trabajos de Reed, Addi. No estoy de acuerdo con tu valoración de sus once años siguientes, pues "The Blue Mask" me parece un disco magistral, "The Bells" y "Legendary Hearts", muy buenos, y el doble en vivo en Italia es bestial, aun reconociendo que en conjunto el periodo 197-78 es superior.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre. A mi también me parecen excelentes discos los que mencionas, pero los considero un eslabón por debajo de los discos que factura en su primera década de carrera. Es que en esos años su discografía es una locura.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Disco que no recupero como debería, y ya va siendo hora. Excelente critica la tuya
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece un disco de lo mejor de Reed, es de los que yo siempre tengo presente. Recupéralo.
      Gracias y un saludo.

      Eliminar
  3. Pues la verdad es que gracias a tu critica voy a volver a escuchar este disco que le tenia en cuarentena desde que la memoria es memoria. La canción que lo titula es de lo mejor que ha hizo nuestro querido Lou

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se hala menos de este disco que de otros, y no considero que sea inferior a ningún otro trabajo importante de su carrera, esto por supuesto es una impresión mía.
      Saludos

      Eliminar
  4. Este disco pasó de mi estantería a otra de mis hermanos cuando separamos la colección por "cuestiones familiares", una pena porque me gustaba realmente. Desde entonces lo tengo apuntado en el Libro de Cuentas Mayor, Sección Debe.
    Abrazos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que va siendo hora de que pase al haber del balance. Además hay una reedición en vinilo de los discos de Lou Reed a muy buen precio.
      Un abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario