El Ser Humano - "Casa" (2019)



el valenciano se ha asociado con la prestigiosa revista musical virtual Muzikalia, aceptando el compromiso de publicar una canción cada mes del año...


Gonzalo Fuster
, que responde artísticamente bajo el seudónimo de El Ser Humano, es un artista diferente, o si lo prefieren, libre.
Sus propuestas no se adhieren al modus operandi habitual, siempre encierran un proceso y desenlace diferente y original. Pero no se trata simplemente de dar una vuelta de tuerca insípida, más encaminada a llamar la atención que a otra cosa, siempre hay un concepto, un por qué; llámenlo experimentación si lo desean.
Este año, el valenciano se ha asociado con la prestigiosa revista musical virtual Muzikalia, aceptando el compromiso de estrenar en dicha publicación, una canción cada mes del año hasta noviembre.
Además, el propio Fuster escribe el artículo que hace de presentación de cada tema, contando cosas interesantes sobre la canción en cuestión, y sobre otros particulares de la música, así, en general; siempre bajo su opinión y preferencias.
Yo no me enteré del asunto hasta bien entrado 2019: esto es debido a que la gran cantidad de información que recibimos por infinitos conductos, termina consiguiendo que cosas que en principio te interesan, se mimeticen entre la maraña de fakes, sensacionalismos, ignominias políticas, deportivas y sociales (o pseudo-sociales), debates musiqueros en las redes, la constante publicación de discos, los flamígeros estrenos cinematográficos, la ultima idiotez de VOX, los memes, los gifs y los vídeos de canastas de Doncic o de perros prestidigitadores... que nos rodea.
Pero hace unos meses me enganché al proyecto, y tras hacer una labor de revisión retroactiva de los primeros textos y canciones, decidí esperar al final para escribir una reseña sobre el resultado definitivo.


Y el resultado definitivo es un disco de once canciones titulado "Casa" y que ya está disponible en el bandcamp de El Ser Humano, al que se puede acceder simplemente pinchando AQUÍ.
Se trata de una colección de canciones marca de la casa, con textos interesantes, reflexivos y con ciertos tonos cítricos en cuanto a ironía; también hay una suerte de poesía de la cotidianidad y una lírica llena de introversión.
Musicalmente, destacan unas melodías reposadas y de engañosa sencillez, arropadas por una producción sin grandes alardes (estas canciones no necesitan de efectos especiales en cuanto a ingeniería), con base de acústica y sutil pero imprescindible acompañamiento de bajo y percusión, teclas, cuerdas y otros efectos que enriquecen sin saturar el envoltorio sónico de cada tema.
Podría diseccionar el disco canción a canción, como hacemos en otras ocasiones, pero sinceramente, creo que es mejor que lo haga el autor, mejor dicho, ya lo ha hecho, en las páginas de Muzikalia.
Como en el bandcamp encontrarán un enlace a cada artículo, les recomiendo que acudan allí y lean las palabras de Gonzalo, que seguro que se hace entender mejor que yo, al fin y al cabo, cada canción es una criatura suya.
Creo que estamos hablando, una vez más, de un interesante y bonito disco, sincero y libre en todos los aspectos en los que esta palabra puede ser incrustada en el proceso de gestación y publicación de un disco, y eso se nota.



Hay emoción y cercanía, reflexión y reflejos de la magia de lo cotidiano, de lo que está al alcance de todos, casi sin buscarlo, lo que nos es dado simplemente por ser seres humanos.
Cómo aporte personal, siento el disco más serio, más pegado a la tierra y a los pensamientos e inquietudes, y tal vez sentimientos y estares del autor, más carnal quizás que en otros trabajos (salvo el anterior triple EP).
Recomiendo sin reservas este disco, Gonzalo Fuster nos lo regala por navidad y creo justo actuar con reciprocidad, dando una oportunidad a un trabajo que merece mucho la pena.

Comentarios