Cheap Trick - "In color" (1978) - Los discos del aislamiento (Día 2)


 ...una nueva amalgama de sonidos rockeros de contundentes estructuras guitarreras, excitante base rítmica, la extraordinaria voz de 
Robin Zander y melodías finamente perfiladas...

Seguimos sanos y salvos, y seguimos leyendo, escuchando música y escribiendo. Así que vamos con el segundo disco del aislamiento.
"In color" es el segundo larga duración de los infravalorados Cheap Trick, y como ocurría en su debut de título homónimo, es una nueva amalgama de sonidos rockeros de contundentes estructuras guitarreras, excitante base rítmica, la extraordinaria voz de Robin Zander y melodías finamente perfiladas por ese genio anti-héroe que es Rick Nielsen.
Se vuelven a apreciar un sinfín de influencias que se esparcen a lo largo y ancho del disco y que abarcan desde el power pop de Badfinger, el pop sesentero de The Beatles o The Move, el rock contundente de Led Zeppelin o el más glamouroso de Kiss o T-Rex.
La originalidad en los textos, el eclecticismo, la enorme pegada de muchos de los temas, abarrotados de riffs y estribillos irresistibles y el equilibrio del trabajo, hacen de "In color" un extraordinario y desbordante muestrario de rock, power-pop, glam y pop imposible de dejar a nadie sumido en el aburrimiento.


Con producción de Tom Werman, estos himnos se inflaman con la inercia y potencia que encierran en su propio ser y desde el segundo uno la guitarra de Nielsen hace de lanzadera para la explosiva voz de Zander (El hombre de las mil voces) que dispara la hiper-acción hasta un éxtasis sonoro que ya no parará, pero que da comienzo con ese tremendo pelotazo que es "Hello there", la pena es que no alcanza los dos minutos.
A partir de aquí el desparrame se amontona en las guitarras y la indómita base rítmica que acompañan al vozarrón de Zander en rotundos cortes como la guitarrera y hard-rockera "Big eyes" o el pòwer-pop de energética electricidad "Downed" en el que el bajista Tom Petersson empieza a tocar por vez primera el bajo de doce cuerdas, cosa que sería habitual desde entonces en este gran bajista y seña identificadora del grupo.
"I want you to want me" fue un exitoso tema gracias a su melodía pegadiza y a la sorprendente interpretación vocal de Robin Zander, imposible no bailarla.
Una guitarra bluesera acompaña a una desasosegante fiereza en la voz dentro de una melodía de esencia funky en "You're all talk" y "Oh Caroline" es una fluida pieza de pop de perfecto estribillo, en la que el apodo de Zander es más entendible que nunca, un auténtico hombre de las mil voces.



Rock pionero con esencia beat en la extraordinaria y frenética "Clock strikes ten" que nos lleva al adherente pop de "Southern girls".
Finaliza este excitante periplo con dos temas pletóricos de efervescencia y entusiasmo como son la divertida "Come on, come on" y la glamourosa y enervante "So good to see you".
Siempre diré que los cuatro primeros discos de estudio de este grupo de Illinois son absolutas obras magnas, donde se funde la artesanía melódica del pop, el entusiasmo sónico del power-pop, la fuerza del rock y el blues y los perfiles brillantes del glam, dando como resultado un expansivo y radiante sonido que aún hoy, más de cuatro décadas después, no se puede circunscribir a ningún término establecido mediante etiqueta alguna.
Desde luego, este segundo muestrario de Cheap Trick titulado "In color" me ha alegrado este segundo día de cautiverio... ¡larga vida al rock and roll!!!

Comentarios

  1. Los cuatro primeros, como dices, van a misa, aunque mi favorito sea "Heaven Tonight".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si quieres que te diga la verdad me da lo mismo, los cuatro por igual, creo que no podría decidirme por uno en particular, aunque el primero que conocí fue "Heaven tonight", por "Surrender".
      Un abrazos.

      Eliminar

Publicar un comentario