Mis sensaciones de cara al ARF - 2020. Una interpelación a la nostalgia.


Observo el cartel de este año del Azkena Rock Festival y aunque entiendo la enjundia de muchos nombres de los que aparecen programados, no puedo evitar que cada año me apetezca menos.
Pero por otra parte, admito que después de tantos años asistiendo cada verano a Mendizabala, me da mucha pena no ir. Además está el componente afectivo personal: a lo largo de las sucesivas ediciones has ido conociendo gente con la que te encuentras allí, año tras año, termina siendo como un ritual, eso también pesa. Reconozco que tengo ganas de pasar un (otro) fin de semana en Vitoria y encontrarme de nuevo con los grandes amigos que tengo en Gasteiz: hablar de rock, recordar antiguas ediciones del ARF y rockear por las campas de Mendizabala pagando un precio abusivo por la cerveza, mirando -y finalmente comprando- camisetas, cenando fatal en cualquiera de los tugurios que montan... en definitiva, disfrutando de la ceremonia del rock and roll.
Pero empiezo a echar de menos un poco del interés e ilusión de antaño, y la verdad es que ese abuso al apelar a la nostalgia rockero-colectiva empieza a cargarme un poco.
Este año vuelve John Fogerty, no seré yo el que diga una palabra en contra de Fogerty, me gusta tanto como al que más, pero estuvo hace dos años (si la memoria no me falla), y sí, fue genial verle.
Más nostalgia con incierto resultado artístico creo que es el concierto de Brian Wilson, que viene con un tour que se llama "Good vibrations".. ¿qué quieren que les diga?.
Además estará por allí Suzi Quatro, pues me da igual oiga, es como un nombre que flota por la zona de turbulencias de la memoria, pero también sirve como incisión a la nostalgia.
También hemos visto antes en el festival al excesivo pero magnífico Reverend Horton Heat y lo mismo podemos decir de Drive by Truckers, que al menos vienen con nuevo disco debajo del brazo.
La Stepwater Band dará un buen bolo como siempre, y el que más ilusión me hace del viernes es sin duda Robyn Hitchcock, rarito que es uno.
Otro tipo de nostalgia que a mi se me antoja más molona y socarrona es la que ofrecerá el intrépido y divertido vecino de la movida, Ray Collins, lo mismo es el otro concierto que más me apetece vivir.
No digo que el cartel del viernes sea malo, todo lo contrario, no me quiero perder tampoco a Derby Motoretas Burrito Kachimba, de los que he oído muy buenas cosas, y quiero volver a ver y oír tronar el escenario con los Truckers. Ah!, y están Social Distrotion, que puede tener su aquél.
Pero me gustaría tanto ver a bandas no tan vetustas encabezando el cartel, grupos y solistas que nunca han visitado Mendizabala y que muchos tenemos ganas de escuchar.
Un año más, el sábado me sobra. Claro que me gustaría volver a ver a Patti, pero la he visto en sala y creo que difícilmente podrá ser mejor el abarrotado concierto que intuyo que se celebrará en el ARF que las sensaciones ya vividas hace unos años.
Del resto del cartel del supuesto día grande, pues sinceramente, me da igual, no lo compro.
Eso sí, el concierto de la Virgen Blanca no me lo quita nadie (sea quien sea), y el tomar algo con mis amigos por Kutxi tampoco, ni la alegría y el buen rollo, ni pasar el día en Vitoria hasta que salga el último bus a Bilbao, ni vivir el gran ambiente que hay en Gasteiz esos días.
En definitiva, que volveré al ARF, por supuesto que sí, pero un año más me quedo a medias, con una leve pero muy perceptible sensación de dêjá vu, impertérrito ante esa interpelación a la nostalgia que creo que empieza a ser desproporcionada, y con un deseo de renovación que pienso que es posible pero que no llega.
Contaremos las sensaciones a la vuelta.

Comentarios

  1. Condicido plenamente con lo que dices, Addi; el festival ha ido perdiendo interés en cuanto a cartel, aunque para mi - dios mediante- es una cita ineludible. El ambiente en Vitoria es sensacional y además de la música, disfruto también de la gastronomía y de las cañas por la calle Dato. Yo solo llevo yendo, cada año, desde 2010; vamos que esta sería mi 10 edición -los incovenientes de tener familia y estar en edad de crianza, ya se sabe- pero lo disfruto a tope. El año pasado el concierto de Blackberry Smoke fue una pasada (me encantan, aunque no se si es necesario decirlo) y este año lo que más me llama sea quizás Drive-by Truckers o Reverend Horton Heat, además de la Steepwater Band; aunque siempre hay lugar a las sorpresas, quiero decir, que al final acabas descubriendo bandas que no habias escuchado porque se alejan un poco de lo que normalmente tienes más a mano.

    En fin, que si no pasa nada que requiera nuestra atención, nos vemos por Mendizabala.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que nos veamos, yo soy más de tomar potes por Cuchillería, que esta junto a la Virgen Blanca y es donde mejor ambiente hay en Vitoria.
      Más o menos coincidimos en preferencias, aunque sin duda el que espero con más ganas es a Robyn Hitchcock.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Anímate con DeWolff. Acabo de subir una entrada sobre ellos en el blog. Su último disco está muy bien. Su experimentación con la forma de grabarlo (y el equipo empleado) han dado un resultado estupendo.

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué va... Será un concierto de 40 minutos y para eso y el de Patti que estará abarrotado no pago, me quedo por Gasteiz más agusto que sentado tomando algo y comiendo con los amigos, otra vez será.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. Desde luego el viernes gana al sábado, eso está claro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que yo no pago por el sábado, está totalmente descompensado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Estoy de acuerdo. La nostalgia tiene un limite .... y aunque me apetece ver a muchos de los que ahi salen, o estos festivales se ocupan de promocionar a los nuevos valores del rock o nadie lo hara. Al Mad Cool no van a llevar a Justin Townes Earle ....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hay gente que puede estar en los festivales y ser promocionados, no creo que Patti Smith o John Fogerty necesiten promoción a día de hoy. El Mad Cool va a otra cosa, es el ARF el que puede hacer esa labor.
      Saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario