Lagartija Nick - "Los cielos cabizbajos" (2019)



 ..."Los cielos cabizbajos" muestra el sedimento de horror que debe aflorar del sentir de todos aquellos que han tenido la desgracia de tener que refugiarse del cielo...

Cuándo Jesús Arias, periodista de profesión, líder de la banda punk TNT y hermano de Antonio Arias, capitán de la nave Lagartija Nick, murió en 2015, dejó inacabada una obra que versaba sobre los horrores de la guerra y todos los efectos terribles y expansivos que trae consigo. Muchas de estas atrocidades llegaban desde el cielo, esparciendo su destrucción sobre civiles, siempre ajenos a las iniquidades que dieron lugar a la contienda y por supuesto, inocentes.
Este legado ha sido recogido por sus hermanos Antonio y el también artista José Ángel Arias y convertido en un sobrecogedor documento musical titulado "Los cielos cabizbajos", firmado cómo no, por Lagartija Nick.
En él, la banda granadina hace un recorrido por diversos lugares del mundo que han sufrido el horror que desde el firmamento ha dejado páramos donde había ciudades, crueldad donde había humanidad y muerte donde había vida, además de una senda de miedo, agonía, pérdida, amargura, dolor y la mayor expresión de injusticia que se pueda uno imaginar.
Se aleja este proyecto de retóricas y circunloquios con respecto a ese terror que es la guerra y se acomete manteniendo los textos de Jesús, consolidando las melodías que dejó compuestas pegando los trazos con los jirones o apéndices que aportan Antonio y José Ángel.
Se cumple el propósito del desaparecido músico y escritor, pues "Los cielos cabizbajos" muestra el sedimento de horror que debe aflorar del sentir de todos aquellos que han tenido la desgracia de tener que refugiarse del cielo, de la muerte que se cierne al albur de la mano odiosa y ambiciosa de los poderosos, que ponen en circulación la muerte en manos de equivocados y embaucados patriotas (o fieles) de cualquier lugar del mundo.


Tras un triste instrumental que hace de obertura, y que tiene como objetivo honrar a la ciudad de "Nagasaki", tristemente célebre por los acontecimientos de sobra conocidos por todos; nos enfrentamos a la cruda y desoladora letra de "Buenos días Hiroshima", un auténtico relato de la verdad desnuda de un bombardeo de aquellas funestas y terroristas características.
"Acción reacción" nos lleva a los escenarios que quedan en las calles, a las reacciones, a la desolación general tras un bombardeo: 'es solo sangre'.
"Europa Io" es una proclama abstracta sobre dioses y el cosmos: sospecho que nos trata de posicionar en el día después, visto tal vez desde un satélite de Júpiter.
Otro escenario víctima de la muerte que viene del cielo es Gernika, ciudad destruida, y con ella la fauna y la flora que la circundaba, dejando una 'rara luz' en derredor, además de muerte y miedo recogidos en las cuerdas de una breve pieza de cámara, es "Gernika 2019 (Zer egiten arrainak)".
En "Este es el plan (Eah Weah Leah)" se pone el foco sobre los culpables, sobre la posibilidad e incluso única opción de resistir, de hacer girar la rueda.



La miseria de los poderosos prestos a la destrucción por su propia ambición y mezquindad no entiende de amor, los amantes de "Sarajevo" perecieron por el fuego de un francotirador cuando intentaban huir de la guerra, saltando honores de linaje, religiones y sentimientos territoriales, solo intentaron saltar la frontera. Es uno de los momentos álgidos del trabajo y cuenta con la música de Tchaikovsky, más exactamente con un extracto de su obertura de 'Romeo y Julieta'.
Y llega el turno para hablar de los "Intrusos", soldados que entran en la casa de otros para repartir la justicia ignominiosa que interesa a sus amos, muchos son simplemente mercenarios.
Otro momento álgido es "Ola equivocada", con un texto que estira las míticas palabras del Che en la ONU en 1964, donde hablaba de los derechos pisoteados y levantaba la bella utopía sobre la ola que se expandirá por el planeta, inexorable e imposible de parar, con los hombres y mujeres justos del mundo viviendo su libertad y justicia de forma plena.
La oda "Introducción a la guerra" es un complejo pensamiento de Jesús y "Nueva York" nos informa de que todo vale, no importa el por qué, sólo el para quién. La ley es devorar, violar, y sobre todo callar (mensaje a los medios).
Otro escenario especialmente desolado por el hombre es "Somalia", allí la crueldad es especialmente virulenta: las madres, los clanes, la familia... el caos.



"Los cielos cabizbajos" es más que un disco o un proyecto conceptual, es un grito desgarrador, un desquiciado quejido en pos de la dignidad de los hombres y mujeres del mundo, una incendiaria diatriba contra el norte, contra el capital, contra el imperio de las plazas bursátiles, de la cómoda desidia de los que hemos tenido la fortuna de vivir bajo cielos (sólo) contaminados. Es anti-belicista claro, pero también por desgracia se desgrana de sus sonidos y palabras la desazón de una imposible de driblar sensación de pesimismo, de ese perentorio peso de la derrota.

Se recomienda visitar la reseña sobre este mismo trabajo publicada por Juanjo Mestre para el Exile SH Magazine pinchando AQUÍ.

Comentarios

  1. Desde su "Crimen, Sabotaje y Creación" los granadinos están tomando una deriva más que interesante, pura memoria histórica hecha música. León Felipe decía que lo sustantivo del español es la locura y la derrota, pensando en el ejemplo de Don Quijote. Las dos últimas obras de Lagartija Nick parece como si ahondaran en esa idea.
    Abrazos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. En "Crimen, sabotaje y creación" volvían sobre Federico y la Andalucía reprimida y aquí sobre las grandes guerras y sus responsables, nada qué ver con tanta medianía como solemos presenciar.
      Abrazos.

      Eliminar

Publicar un comentario