Dave Kusworth & Los Tupper - "Cinderella's shoes" (2019)



 Kusworth entrega un trabajo construido con los materiales que habitualmente conforman su lírica: rock stoniano, glam deluxe y ese conglomerado sónico que caracterizó a los inmortales Jacobites...

Hace unas cuantas semanas transitaba un servidor por un verano desprovisto de excitación, en un estado de irritabilidad patente y también con una leve y molesta sensación de pre-depresión que no encontraba una terapia realmente efectiva en los sucesivos discos que iba abordando.
De repente todo cambió: la vuelta de uno de esos animales del submundo rockero, uno de los más barrocos elementos de un glam rock que parecía que iba perdiendo brillo en las aristas más afiladas, y en tiempos doradas, de su silueta, un músico de culto con mil leyendas y otras tantas cicatrices que decoran de malditismo e iconografía su proverbial historia, un súbdito de la entregada visión poética y hedonista del rock and roll venía a sacarme del letargo de sopor y decaimiento que empapaba los días clonados de este verano que ya se va
Dave Kusworth, figura impertérrita, uno de los que siempre mantienen la verticalidad a pesar de todo, venía con un nuevo disco. Y lo hacía acompañado, una vez más, por la magnífica formación cántabra Los Tupper.


Es posible que un servidor absorba con una facilidad casi genética ciertos sonidos, ciertas atmósferas musicales y ciertas esencias poéticas, pero bastó una escucha de "Cinderella's shoes", que es como se titula el disco en cuestión, para sentir por la columna vertebral ese calambrazo juguetón y trepador que indica que algo está pasando, que algo familiar y añorado vuelve a estremecer meninges y terminaciones nerviosas, a formar nebulosas underground que tiñen el espacio de negro, dorado y rojo, a sintetizar en sonidos, frases y cadencias el romanticismo propio del perdedor perpétuo y noctámbulo.
Kusworth entrega un trabajo con estos elementos (o es lo que yo percibo), construido con los materiales que habitualmente conforman su lírica: rock stoniano, glam deluxe y ese conglomerado sónico que caracterizó a los inmortales Jacobites, y con el arcano subyugante que deja tras de sí el que desaparece entre perfumes enigmáticos.
Los Tupper vuelven a ser, como en 2012 con el también excelente "Throwing rocks in heaven", quienes mejor registran los flujos de influencias y necesidades de Kusworth, para dar cobertura sónica a un ramillete de canciones sin sobrantes, melodías sabiamente perfiladas, detalles perennes y decisivos, enriquecedores y que otorgan al conjunto una sobriedad que suena a noche de pasión y abandono, y a fe.
Así queda claro en temas trepidantes y adictivos como "Never" o "Nothing"; y también en soflamas stonianas como "Black lace and silver".
Medios tiempos impecables como "Treasure arms" o la soberbia "Turn back the tears"; incluso cierto tono Dylaniano en la acústica ascendencia de "Maida vale girl".



No faltan baladas encendidas y carnosas como "Broken dishes" o la magnífica "Feel". Sin olvidar el portentoso tema que da título a todo el trabajo.
En definitiva, que la llegada de Kusworth y Los Tupper han propiciado un giro jacobino a un verano para mi tedioso y repetitivo en lo musical, para inundar de poética de culto, malditismo y actitud underground las noches de canciones a media voz que tanto echaba de menos. Y es que, como dijo mi amigo Imanol: necesitábamos este disco.

Se recomienda visitar la reseña sobre este mismo trabajo publicada por Juanjo Mestre para el Exile SH Magazine pinchando AQUÍ.

Comentarios

  1. Respuestas
    1. Te aseguro que merece la pena. Si estás interesado en este enlace tienes la opción de escuchar el disco y adquirirlo en descarga, CD o vinilo.
      Saludos.

      https://lostupper.bandcamp.com/album/cinderella-s-shoes

      Eliminar
  2. Los ingredientes son buenos y las críticas que leí, tambien.. hay que darle una vuelta...

    Un abrazo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te lo pierdas Aurelio, en mi opinión de lo mejor de este año.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Una gozada. Gracias por la mención y por el link. Abrazossssss!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario