The Jacobites - "God save us poor sinners" (1998) - Mis discos de los noventa.



 Entre vapores glam y tragos de recalcitrante rock claustrofóbico made in Thunders, más diversos vestigios de la ortodoxia rockera exportada desde su Inglaterra natal...

Estaba a punto de iniciar esta reseña con una frase, no diría que desafortunada, pero sí incompleta: estaba dispuesto a decir que el último disco de los Jacobites, "God save us poor sinners" es una joya que siempre ha permanecido oculta a los ojos de la multitud; pero lo cierto, y completo, es que los Jacobites (en general) es una banda que siempre ha permanecido oculta a los ojos de la multitud.
Así tenemos en 1998 al dúo titular de la banda, es decir Nikki Sudden y Dave Kusworth en plena forma y al frente de todo, con un excelso ramillete de textos y músicas bajo el brazo prestos a poner las voces, guitarras, bajo y percusiones necesarias para crear su última obra de malditismo poético y romanticismo barroco, una alquimia sonora de tal magnitud que hubiese redimido al mismísimo Edgar Allan Poe.
Así que se encierran en los estudios W.S.R.S. en Leamington Spa (Inglaterra), y fabrican "God save us poor sinners", para dar carpetazo a una encrucijada más de alientos musicales que perfectamente podrían haber sido alumbrados en la recta final del siglo XIX por sus predecesores románticos, tan inflamados de reprobación social como los victorianos Jacobites.
Entre vapores glam y tragos de recalcitrante rock claustrofóbico made in Thunders, más diversos vestigios de la ortodoxia rockera exportada desde su Inglaterra natal, el dúo nos permite deshojar la margarita sobre qué canción es más bucólica, refinada en su decaimiento o vaporosa en su ascenso a las bóvedas del placer y el dolor.

Se permiten un comienzo con dos temas que marcan la diferencia: un tema firmado por cada uno de ellos y que empieza con la pieza de Sudden, "God save us", humeante y al tiempo radiante, glam y rock stoniano fusionados en busca de la salvación (que desgraciadamente no llegó); toca pegar a Kusworth, y lo hace con un quejido de añoranza a la que fue su novia durante largo tiempo: Isabel, titulado "I miss you", sin más complejidades literarias.
A partir de ahí, todo es cuesta abajo, se suceden riffs, solos guitarreros al límite, pianos detonantes y gotas de aflicción, encanto y sibaritismo, todo traducido en canciones de densa y flamígera espiral como "Heartbreaks", la Dylaniana "The wishing well" o la turbadora y grandiosa "Second time around" que firmase Nikki Sudden; se trata de una proclama política, con el punto de mira en la situación de Croacia en aquella época.
El tema compuesto por ambos protagonistas, "So unkind" en el que hablan de las adicciones. El influjo de Dylan se vuelve a hacer presente en "Never apart" y un electrizante muro sónico inflama la irónica "Border angel". Sentimos la influencia del Bowie más hierático y de los Faces más desatados en la estupenda "Cramping my own style" así como al Elliott Murphy de sus primeras obras en el extraordinario colofón "Elisabethan Balladeer".
No olvidamos el single, que viene adjunto en la reciente reedición de YOU ARE THE COSMOS"Teenage Christmas", un pegadizo estribillo energizado con encrespadas guitarras.
Testamento musical de Jacobites, una banda que tiene tanto de maldita como de suntuosa y delicada, de oscura como de vivificante y que ocupa un recóndito lugar de privilegio en la historia de la música, y cuyo último trabajo es otro de mis discos de los noventa.



Comentarios

  1. Una de las bandas malditas por excelencia, ya se encargaron Sudden & Kusworth de corroborarlo con su actitud de rock stars en la miseria. La industria también les ignoró en su momento aunque, afortunadamente, se han ido reeditando sus discos para mayor gozo de los buenos aficionados. El 12 de Abril actúa por aquí el grupo de Kusworth pero lamentablemente me lo voy a perder.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vienen a Bilbao, creo que me lo perderé también y me jode un huevo. Malditos y degenerados, cóctel perfecto y muchas veces letal.
      Acaban de reeditar este disco (mi favorito suyo) los de YOU ARE THE COSMOS.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Maravilloso disco que tengo en vinilo y cd con las dos portadas. Qué bien lo cuentas, mysuperfriend. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me acabo de comprar el vinilo. La edición de YOU ARE THE COSMOS está muy bien, con el single aparte. Pero me gusta más la portada que he puesto aquí que la que trae en blanco y negro, lo tenía en CD.
      Pero el disco sigue siendo mi favorito de ellos, una pasada, y ahora me voy a ver a Guttercats... que siguen en la misma senda.
      Abrazos.

      Eliminar

Publicar un comentario