La docena de doce de... Woody Allen


Seguimos con las docenas de doce sobre directores y sus películas. Parece que gustan estas listas, así que, ¿porqué no?, al fin y al cabo, no sólo de rock vive el hombre.
No es fácil seleccionar sólo doce películas en filmografías tan importantes y extensas como las de los cineastas que estamos tratando, difícil fue con Wilder y Hitchcock, y con Woody Allen no es menos complicado, pues se trata de otro de mis grandes intocables en esto del cine.
Genial y tremendamente prolífico, Allen es un género cinematográfico en si mismo, tan filósofo como majadero, tan excesivo como apocado, es difícil que incluso en sus cintas menos afortunadas no podamos extraer algún momento, alguna frase, algún guiño absolutamente brillante.
Vamos con la docena de doce de Woody Allen, a ver que le parece a la legión de fans que tiene el clarinetista por estos lares.

1. "Hannah y sus hermanas" ("Hannah and her sisters, 1986).


Siempre correteó entre mis favoritas, pero no fue hasta una noche de domingo que la vi con unos ojos diferentes. Igual me pilló en un momento raro, o lúcido, pero desde aquella noche se convirtió en mi favorita, porque me emocionó y la comprendí como si de una revelación se hubiese tratado. Con su permiso, la primera.


2. "Desmontando a Harry" ("Deconstructing Harry", 1997).



Es posible que sea la última masterpiece de Allen, pero que mejor manera de abandonar el púlpito que con un disparate como este "Desmontando a Harry". No hay un segundo de tregua y a una situación hilarante la sigue una secuencia de desquiciada comicidad, lo mismo vemos como un tipo se desenfoca, que convertimos el infierno en un ascensor de grandes almacenes en los que cada planta alberga a un tipo de malhechores. ¡Genial!.


3. "La rosa púrpura del Cairo" ("The purple rose of Cairo", 1985).


Romántica y fantasiosa. Otra pieza única en la que se nos ofrece de manera onírica y deliciosa la magia del cine. Un homenaje al séptimo arte y una semblanza a los que escondían en la oscuridad de las salas sus miedos y pesares, para convertirse por un par de horas en héroes y heroínas.


4. "Delitos y faltas" ("Crimes and misdemeanors", 1989)


La comunidad judía, como en tantos films, está en el trasfondo del guión y en el tratamiento de los personajes. Una despechada amante amenaza con destruir la apacible y privilegiada vida de un doctor oftalmólogo. Por otro lado Allen y Alda nos ofrecen un contrapunto cómico a la altura del drama. Inteligente y brillante.


5. "Annie Hall" ("Annie Hall", 1977).


¿Realmente hablará de la ruptura en la vida real entre Allen y Keaton?. No lo sé, pero desde luego "Annie Hall" es una intensa comedia romántica con todos los alicientes que hacen de los films del neoyorquino un artista tan sumamente especial y esencial. En la neurosis también puede haber romanticismo y en el desamor cordura. Otra obra magna.


6. "Manhattan" ("Manhattan", 1979).


Allen prediciendo su futuro, o tal vez sospechándolo, cualquiera sabe. En plena edad madura un afamado escritor de TV, cuarentón y divorciado por dos veces inicia una relación con una menor. Al tiempo se enamora (también) de la amante de su mejor amigo. Para redondear el enredo su ex-mujer, ahora lesbiana, tiene previsto publicar un libro donde se cuentan las miserias de su matrimonio... 100% Woody Allen.


7. "Misterioso asesinato en Manhattan" ("Manhattan murder mystery", 1994).



Me da la sensación de que es la película más aceptada por los no fans de Allen, de todas las que ha realizado. Con cierto parecido a "La ventana indiscreta", en este caso es ella la que cree haber descubierto un asesinato en lo que parecía un infarto. Todo se vuelve frenético, con final propio de un thiller y homenaje a "La dama de Shanghai" de Welles en el tramo final. Magnífica.


8. "La última noche de Boris Grushenko" ("Love and death", 1975).


Aunque no es de los fims más famosos de Allen y parece que mucha gente no la ha visto, a mi me gusta mucho. Aunque a nuestro protagonista le encanta la literatura rusa, en esta cinta la parodia con gracia infinita. También es evidentemente un homenaje a los escritores románticos rusos. Hay situaciones bélicas/cómicas absolutamente inolvidables.


9. "Medianoche en París" ("Midnight in Paris", 2011).


Un servidor se va dando cuenta con el paso de los años de que al final es un romántico y un soñador, por lo cual, es normal que ésta sea mi película favorita del último tramo artístico de Woody Allen.
Viajes en el tiempo con París de fondo y los mil y un personajes que han hecho de la ciudad una leyenda bohemia y lírica, ¡maravillosa!.


10. "El dormilón" ("Sleeper", 1973).


Comedia futurista con cierto regusto abstracto al "1984" de Orwell. La estética es una broma casi naif, y las situaciones son surrealistas. Dando caña a los dictadores, la clonación, la crionización y la comida sana, y todo en una edad temprana, ¡si ya apuntaba el maldito!. Además el nombre de la protagonista femenina, Luna, inspiró a Dean Wareham para bautizar a una de sus bandas.


11. "Broadway Danny rose" ("Broadway Danny rose", 1984).


Parodia a la mafia y a los actores stand-up. Precisamente Allen empezó su carrera como uno de esos artistas que ofrecían sus monólogos en los pubs neoyorquinos. Rodada en glorioso blanco y negro, en el film hay persecuciones y escenas de acción, y por supuesto mucho encanto dentro del mundo del arte y la creatividad.


12. "Maridos y mujeres" ("Husbands and wives", 1992).


Última película de Allen junto a Mia Farrow y tal vez plasmación de su situación en la vida real. Dos parejas cenan juntas. Durante la cena, una de ellas anuncia que se van a separar, este hecho hace que la otra pareja empiece a replantearse su situación personal y la realidad en torno al amor y la vida en pareja. Siempre me ha parecido ver una concepción crítica en el guión.

Comentarios

  1. Es muy difícil con éste, como ya comentas al principio... "Zelig", "Días de Radio" y sobretodo "Recuerdos" no podrían faltar en la lista propia (te las cambiaría por la Rosa, la de París y Maridos y Mujeres -muy a cara perro con ésta concreta- y aún y así escocería mucho dejar fuera "Toma el dinero...", "Otra mujer" o "Sombras y niebla", por ejemplo)... Pero, ojo, que teniendo en cuenta el tan largo opus del cineasta, coincidir en 9 de 12 intocables -o aprox. que igual a última hora cambiaba "sleeper" por otra, o a saber- es un coincidir mucho y más... Somos unos cracks, one more time, vaya.
    Abrazo, Mr. De Witt !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confieso que "Medianoche" es una favorita, porque va mucho con mi espíritu literato y soñador, la disfruto mucho. En cuanto a "Zelig" estuvo en la quiniela y al final no entró. La que no puede salir por los mismos motivos personales que con "Medianoche" es "La rosa..." durante mi juventud una favorita insuperable. En cambio "Días de radio" nunca me ha terminado de matar, a pesar del brillante principio, igual que el de el film español. Pero efectivamente 9/12 no está nada mal, y me alegra la coincidencia con "Boris Grushenco".
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Aquí tenemos muchas diferencias, Addi. Para mí la obra maestra de Allen es "Zelig" y echo en falta películas como "Match Point" o "La comedia sexual de una noche de verano". "Desmontando a Harry" me parece floja, y "Hannah y sus hermanas", inferior a las maravillosas —aquí coincidimos— "La rosa púrpura del Cairo", "Delitos y faltas" y "Manhattan".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Zelig" estuvo en la quiniela, pero no para los primeros puestos. "Match point" en mi opinión es una revisitación de "Delitos y faltas" pero claramente peor. En cuanto a "Harry" no podemos ponernos de acuerdo, me parece grandiosa.
      Pero esa es la historia amigo, el debate.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Qué grandes todas y el resto que citáis. Un gustazo leeros. Viva Woody Allén!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario